Actualidad Artículos Externos

El papa Francisco condena a los católicos “Fanáticos” de la claridad doctrinal

Featured Video Play Icon

21 de Mayo de 2017

A continuación unos fragmentos de la Homilía del viernes 19 de Mayo de 2017, del papa Francisco en Casa Santa Marta, justo el mismo día de las conferencias de los firmantes de las dubia, Cardinal Burke y Cardinal Caffarra, en el Foro por la Vida en Roma. ¿Se trata de la respuesta del papa Francisco a las ´dubias´ de los cuatro cardenales?

“Nos enfrentamos a dos grupos de personas. El grupo de los apóstoles que quieren discutir el problema, y los otros que van y crean problemas. Ellos dividen, dividen la Iglesia, dicen que lo que los Apóstoles predicaron no es lo que dijo Jesús, eso no es verdad”.

“Hubo muchos [concilios], hasta el Vaticano II, que clarificaron la

doctrina: por ejemplo, cuando recitamos el Credo, es el resultado de concilios que han definido la doctrina… Es un deber de la Iglesia aclarar la doctrina de manera que lo que dijo Jesús en los Evangelios se entienda mejor, que es el Espíritu de los Evangelios…”

“Pero siempre, ha estado aquella gente que, sin ningún encargo, van a turbar a la comunidad cristiana, con discursos que trastornan a las almas: “Y no, esto que ha dicho, eso es herético; y eso no se puede decir, y aquello no… la doctrina de la Iglesia es esta”, y son, FANÁTICOS. De cosas que no están claras, como estos fanáticos, que andaban por ahí, sembrando cizaña, para dividir a la comunidad cristiana. Y este es el problema, cuando la doctrina de la Iglesia, aquella que viene del Evangelio, aquella que inspira el Espíritu Santo, porque Jesús ha dicho, ‘nos enseñará y os hará recordar lo que he enseñado’, [cuando] aquella doctrina se vuelve ideología, y esto, es el gran error de esta gente”. [Traducción directa del italiano. Ver vídeo]

“No debemos sentirnos atemorizados cuando escuchamos las opiniones de los ideólogos de la doctrina. La Iglesia tiene su propio Magisterio, el Magisterio del Papa, de los Obispos, de los Concilios, y debemos ir a lo largo del camino que viene de predicar a Jesús, y de la enseñanza y asistencia del Espíritu Santo, que siempre está abierto, siempre disponible… ésta es la libertad del Espíritu, pero en doctrina… la doctrina une, los concilios siempre unen a la comunidad cristiana… la ideología divide… para ellos la ideología es más importante que la doctrina: ellos viven separados del Espíritu Santo”.

«Hoy me viene pedir por la gracia de la obediencia madura al Magisterio de la Iglesia, aquella obediencia a lo que la Iglesia siempre enseñó y que continúa enseñándonos… ésta cumple el Evangelio, cada vez lo explica mejor, en fidelidad a Pedro, a los obispos, y en última instancia, al Espíritu Santo que guía y apoya este proceso… rezar por aquellos que transforman la doctrina en ideología, para que el Señor les conceda la gracia de la conversión hacia la unidad de la Iglesia, al Espíritu Santo y a la verdadera doctrina”.

Fuentes: Vatican Radio, «Pope Francis: doctrine unites, ideology divides,» May 19, 2017, http://en.radiovaticana.va/news/2017/05/19/pope_francis_doctrine_unites,_ideology_divides/1313444.

L’Osservatore Romano, ed. quotidiana, Anno CLVII, n.116, 20/05/2017, http://w2.vatican.va/content/francesco/it/cotidie/2017/documents/papa-francesco-cotidie_20170519_dottrina-e-ideologia.html

Traducción de Como Vara de Almendro

Publicado por Andrew Guernsey para RORATE CAELI. ORIGINAL: http://rorate-caeli.blogspot.com/2017/05/pope-francis-condemns-catholic-fanatics.html#more

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

1 Comment

  • ¿Y qué sucede si uno llega al doloroso convencimiento de que el «magisterio» del Papa (reinante) se aparta del Magisterio bimilenario de la Iglesia? ¿Y qué sucede si al menos uno sospecha, aunque no esté seguro del todo, que el «magisterio» de un Papa reinante se aparta del Magisterio bimilenario de la Iglesia?

    Claro que también podría ser que el equivocado fuera uno; o lo que es lo mismo, que los equivocados fuésemos en estos momentos algunos milloncitos de católicos, como mínimo, nada menos.

    Pero también podría ser que estuviesen manifestándose como reales estas palabras atribuidas no recuerdo a qué Papa nacido en el siglo XIX: «Si yo mismo o un sucesor de Pedro en el futuro os predicasen algo contrario a la doctrina de la Iglesia, es vuestro deber no seguirlo, no hacerle ningún caso, y sí más bien combatirlo».

    ¿Ha llegado en la Iglesia ese trágico momento como vaticinado o temido por el citado Papa cuyo nombre ahora no recuerdo?

    La respuesta no está en el viento, al menos en el viento de la canción del gran Bob Dylan; en todo caso, estará en el viento del Espíritu de Dios.

Leave a Comment