Actualidad

¿En qué están convirtiendo nuestros templos católicos?

Featured Video Play Icon

No estamos hablando de algo nuevo. No, señores, no. El tema viene de lejos, y ha ido calando poco a poco hasta dejar anestesiados a los católicos, que ven como entra en su propia casa el ladrón, y no solamente no le azuzan para que se marche, sino que le reciben con los brazos abiertos. Desde las celebraciones del «Kristallnatch» o la Noche de los Crisales Rotos, celebración judía acaecida en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, pasando por diversas celebraciones como la que tuvo lugar en Brasil, el 15 de abril de 2014, y cuyas fotografías compartimos a continuación. En ellas se muestran largas mesas dentro de la nave central de la Catedral de Santa Teresita, en Uberlândia, con motivo de la celebración conjunta entre judíos y católicos, de la Pascua Judaica, profanando la iglesia. 

En el siguiente enlace pueden acceder a la noticia en vídeo: http://g1.globo.com/minas-gerais/triangulo-mineiro/mgtv-1edicao/videos/v/celebracao-do-judaismo-relembra-a-santa-ceia-de-jesus-cristo-com-os-apostolos/2481469/

No contentos con ello, este año también se ha celebrado en Brasil, en esta ocasión en la Catedral Metropolitana de Porto Alegre, la conmemoración judía de la  Cena de la Pessach, ceremonia que se realizó también de forma compartida entre católicos y judíos, a escasos días de la Pascua católica. De esta noticia nos hacíamos eco en nuestra página. 

El Arzobispo metropolitano de Porto Alegre, monseñor Jaime Splengler, afirmó que «esta experiencia va en la dirección de lo que pide el Papa Francisco, osea, construir puentes, espacios de aproximación y diálogo, y también de fe». 

En referencia a todas estas y más celebraciones conjuntas entre judíos y católicos, cabe recordar aquí las palabras de Francisco en referencia a la Antigua Alianza. Según palabras del propio pontífice, «la Antigua Alianza no ha sido revocada, ya que ellos han mantenido su fe en Dios y deben continuar su camino. La Iglesia se enriquece con los valores del judaísmo». 

Tristemente, estamos presenciando una gran aberración, que comienza desde la cúspide y va dimanando hacia la base. Éstos hechos son muy graves. No se invita a la conversión de los judíos, y se entra de pleno en las herejías del irenismo y sincretismo dentro de nuestros recintos sagrados. Para comprender la gravedad de estos hechos les invito a visitar la página del Denzinger-Bergoglio, en el capítulo que habla específicamente del tema del judaísmo en el siguiente enlace: 

 judaismo/https://denzingerbergoglio.com/la-antigua-alianza-no-ha-sido-revocada-los-judios-han-mantenido-su-fe-en-dios-y-deben-continuar-en-su-camino-la-iglesia-se-enriquece-con-los-valores-del-judaismo/ 

Pero no solamente hemos presenciado actos totalmente profanatorios motivados por el judaísmo. También, pueden apreciar el vídeo que hemos compartido en nuestra portada. Dicha celebración tuvo lugar en la cripta de San Pío X en Lourdes. En ella pueden observar que diversos jerarcas y también algunos sacerdotes, participan en dicha celebración, que pretende ser una misa, pero que resulta más un circo o carnaval, a decir por las imágenes.

Este vídeo que les hemos ofrecido, me lo hizo llegar una buena amiga, quien se tomó la molestia de escribir al Santuario para hacerles ver la tremenda responsabilidad de lo que se está haciendo en Lourdes, y la respuesta que recibió de parte del P. Teótimo González, omi, fue de absoluta vergüenza ajena. Este sacerdote no dudó en llamarla enferma y calumniadora, solamente por expresar la tristeza que le provocaban las imágenes que aquí les hemos compartido. 

¿Qué están haciendo en nuestras iglesias? ¿Lo hacen en nombre de Dios o en nombre del diablo? 

Sin duda, seguimos la carrera de fondo desenfrenada hacia la total desacralización y a los mayores abusos litúrgicos vistos nunca en la Iglesia. Siento decir, con profunda tristeza, que ésta no es la Iglesia que vivimos y en la que se nos formó. Ésta es una iglesia sumida en un modernismo exacerbado, una burla y una vergüenza para todos los que aun profesamos la fe católica verdadera. Ésto no es más que un teatro que busca, sin conseguirlo, atraer a las personas so capa de apertura, diversión, celebraciones amenas y llenas de «experiencias fraternas» que, por supuesto, nada tienen que ver con el valor de la verdadera Misa, el valor sacrificial y salvífico que debe encerrar cada celebración eucarística.

Ante toda esta oleada modernista, judeizante y protestantizadora de nuestra fe y de nuestra amada Iglesia Católica, queda solo preguntarse: ¿Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo tendremos que soportar todo ésto?

Seguramente, muchas veces, al ver este panorama, al ver que cuando tratamos de estos temas y ver que nos agreden verbalmente llamándonos locos o fanáticos, a uno le entran las mismas ganas que a Santiago y Juan al ver que no eran bien recibidos por los samaritanos y le decían al Señor que si permitía que, como Elías, descendiera fuego del cielo y los aniquilara. Pero es que los pensamientos de Dios y los de los hombres son muy diferentes. Ciertamente, Dios estará muy cansado y muy enojado con todos estos siervos infieles, pero sus tiempos son inescrutables y su misericordia es infinita. En nuestro corazón sentimos el fuego y el ardor al ver todo lo que vemos, a veces también tristeza y desánimo, pero Él, que es manso y humilde de corazón nos enseña a tener fe y paciencia, a orar y a pedir por nuestra Iglesia y por la fidelidad de sus prelados, porque si ellos son fieles, el rebaño que pastorean también lo será. Oremos, pues, en medio de estas tristezas, y pidamos por la conversión al primer amor de estos sacerdotes y prelados. Aún viven, aún pueden convertirse.

Montse Sanmartí 

 

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

1 Comment

  • Qué triste visión de la gran apostasía y rebeldía…se repite el Eden…Recemos a Dios a que se salven arrepentidos y nosotros mismos que no los juzgamos pero discernimos a la luz de la Palabra a fin de poder rezar por lo necesario y corregir en caridad al prójimo y a nosotros mismos cuando hace falta… Juan 12, 41-50 «41. Isaías dijo esto porque vio su gloria y habló de él. 42. Sin embargo, aun entre los magistrados, muchos creyeron en él; pero, por los fariseos, no lo confesaban, para no ser excluidos de la sinagoga, 43. porque prefirieron la gloria de los hombres a la gloria de Dios. 44. Jesús gritó y dijo: «El que cree en mí, no cree en mí, sino en aquel que me ha enviado; 45. y el que me ve a mí, ve a aquel que me ha enviado. 46. Yo, la luz, he venido al mundo para que todo el que crea en mí no siga en las tinieblas. 47. Si alguno oye mis palabras y no las guarda, yo no le juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo. 48. El que me rechaza y no recibe mis palabras, ya tiene quien le juzgue: la Palabra que yo he hablado, ésa le juzgará el último día; 49. porque yo no he hablado por mi cuenta, sino que el Padre que me ha enviado me ha mandado lo que tengo que decir y hablar, 50. y yo sé que su mandato es vida eterna. Por eso, lo que yo hablo lo hablo como el Padre me lo ha dicho a mí.»»
    Juan, 12 – Bíblia Católica Online

    Leia mais em: http://www.bibliacatolica.com.br/la-biblia-de-jerusalen/juan/12/

Responder a Maria Isabel de Castro Menezes Cañete X